1887

Los sistemas de pensiones en la encrucijada

Desafíos para la sostenibilidad en América Latina

image of Los sistemas de pensiones en la encrucijada

Los sistemas de pensiones se han ubicado en el centro del debate sobre la protección social y, debido a los elevados compromisos de gasto público que generan, son también un eje fundamental de la política fiscal en la región. En la actualidad, cerca de 50 millones de personas en América Latina tienen 65 años o más; en 2065, alrededor de 200 millones de personas conformarán dicho grupo etario, lo que consolidará a los sistemas de pensiones como una de las principales fuentes de gasto público y uno de los ejes más importantes de las políticas de protección social. Este libro expone los desafíos de la sostenibilidad de los sistemas de pensiones. Dicha sostenibilidad es un concepto integral que incluye al menos tres dimensiones: la cobertura adecuada, la suficiencia de las prestaciones y la sostenibilidad financiera. Encontrar el equilibrio entre estas tres dimensiones, sin que ninguna de ellas ponga en riesgo a las demás, será fundamental para asegurar una senda de sostenibilidad para los sistemas de pensiones en América Latina. La encrucijada de los sistemas de pensiones en América Latina responde a una perspectiva más amplia sobre protección social que requiere alcanzar la sostenibilidad considerando a la vez los desafíos que representan el desacelerado crecimiento económico, el envejecimiento de la población, la informalidad de los mercados laborales y las brechas de género presentes en la región.

Spanish

.

Introducción

A diferencia de otras áreas milenarias de las políticas públicas, como la educación y la salud, la seguridad social es aún muy joven. Los sistemas de pensiones presentan una situación bastante similar. La primera experiencia de un sistema nacional de pensiones contributivo y obligatorio se desarrolló hace 130 años en Alemania (1889). En este contexto, América Latina fue una de las regiones pioneras en la creación de sistemas de seguridad social en el mundo, incluidos los sistemas de pensiones que se pusieron en marcha a inicios del siglo XX. El primer sistema de pensiones no contributivo fue establecido en el Uruguay en 1919 y la primera ley (en América) que creó un sistema nacional de seguridad social obligatorio que incluyó un sistema de pensiones contributivo para la vejez se dictó en Chile en 1924. Por cierto, el nivel de desarrollo de los sistemas de pensiones no ha sido homogéneo entre los países y, en parte, esto explica los distintos niveles de protección y desprotección social que presenta la región a fines de la segunda década del siglo XXI.

Spanish

This is a required field
Please enter a valid email address
Approval was a Success
Invalid data
An Error Occurred
Approval was partially successful, following selected items could not be processed due to error